sábado, 15 de octubre de 2011

el viaje

Lei esto y quiero compartirlo con tod@s vosotros
El arte de las palabras
------------------------------------------------------------------
Si comprendes quién eres y te respetas, las críticas no te supondrán ningún problema sino que te brindarán la oportunidad de volverte una mejor persona. Cuando te sientes imperfecto o inseguro, la crítica es como una amenaza y crees que debes defenderte. Cuando te sientes seguro, no perfecto sino seguro, puedes escuchar las críticas y tener en cuenta su valor.


Puedes decir, “lo siento”, y “gracias por abrillantar mi espejo”. Y cuando sea conveniente podrás aprender de las críticas y mejorar tu conducta. Digo cuando sea apropiado porque hay personas a las que les encanta encontrar defectos en otros. Ése es su problema…
Recuerda que todos somos lienzos en blanco. Si presentas un lienzo en blanco como tu obra de arte, no te pondrán buena nota. Pero la creación empieza cuando comienzas a trabajar, sobre todo si consideras el lienzo en blanco una oportunidad de expresar tu talento y no una posibilidad de fracasar. Y recuerda que el lienzo no se termina mientras dura la vida.

Cuando nos encontramos fluyendo en la dirección incorrecta, es más fácil pensar en quién tiene la culpa que cambiar de dirección. Piensa en ello. Imagina que tomas un tren y tan pronto como sale de la estación te das cuenta de que va en dirección equivocada. ¿Te enfadas y echas la culpa al tren o reconoces tu error, te bajas en la primera estación y cambias de andén para tomar el correcto?

Culpar a los demás de nuestra pérdida de rumbo es tentador. Recibimos mucha información sobre la vida pero poca educación de la vida por parte de nuestros padres, maestros y otras figuras de autoridad, que por su experiencia saben más de ella. La informacìón se basa en los hechos, la educación en la sabiduría y el conocimiento de cómo amar y cómo sobrevivir. Pero, por más consejos que te den, eres tú quién decide que tren tomar

Mientras recorres la vida, presta atención a los indicadores y las estaciones. Si no te gusta lo que ves, tira del freno de emergencia y bájate del tren. No hay otro interventor que lo haga por ti ni tienes que pedir permiso a nadie para hacerlo. Es tu vida, tu viaje, el que tú mismo conduces.

Como siempre
dejo para tod@s vosotr@s
un gran abrazo y   una de mis rosas preferidas

4 comentarios:

  1. A veces resulta muy difícil ser uno mismo y culpar a los demás de nuestros problemas es lo más fácil.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena entrada Isabel, solo nosotros somos los dueños de nuestras vidas con aciertos y errores, culpar a los demás , delata la propia inmadurez
    Con ternura
    te dejo
    Un beso
    Sor. Cecilia

    ResponderEliminar
  3. Hola buenos días!! Feliz semana
    Gracias por tu visita
    Mil gracias por compartirlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. HOLA ISABEL HACE MUCHO QUE NO VISITABA LOS BLOGS PERO TENIA UN PROBLEMA EN EL ORDENADOR,PERO YA ESTOY AQUI DANDO GUERRA OTRA VEZ,ME HA ENCANTADO TU ENTRADA,PIENSO QUE EN LA VIDA,NO PODEMOS CULPAR A LOS DEMAS,TENEMOS QUE SER CONCIENTES DE NUESTROS ERRORES,MUCHAS FELICIDADES POR TU BLOG Y TE INVITO A PASARTE POR EL MIO CUANDO PUEDAS QUE TAMBIEN ES MUY LINDO.MUCHOS BESITOS.

    ResponderEliminar